La limpieza más fresca del cutis (II)

La parte más aburrida de maquillarse es... desmaquillarse. En ese momento en que lo único que apetece es lanzarse de cabeza a la cama, resulta duro pensar en empuñar algodón y tónico para dejar la piel limpia y reluciente, a pesar de ser uno de los requisitos más importantes para presumir de buena piel.

by hola.com
  • El secreto para encontrar la limpiadora que nos conviene. Una de las fórmulas más sencillas para abrirse camino pasa por buscar la que está formulada para nuestro tipo de piel. Si tiene el cutis seco, puede optar por fórmulas que pueden aclararse al agua o bien retirarse con un tissue. ¿Nota la piel mixta, con zonas grasas (principalmente la barbilla, nariz y frente) y otras mucho más secas y tirantes, como las mejillas? Existen geles limpiadores muy eficaces que resultan especialmente agradables en zonas de aguas "duras" o calcáreas, ya que sus componentes detergentes arrastran también esos minerales que a veces dejan un aspecto apagado en la piel. La piel grasa agradece especialmente el frescor del agua, y gana puntos usando jabones antibacteriales (en casos de acné) o espumas específicas para este tipo de cutis.

    Pasos para la limpieza más clara.
  • Use siempre agua tibia. Si está demasiado caliente, secará la piel en exceso.
  • Emulsione la limpiadora entre las manos y aplíquela sobre el rostro mojado.
  • Extienda el gel con movimientos circulares, sin olvidar el área de la raíz del pelo ni la
  • Aclare con agua abundante hasta asegurarse de eliminar todos los restos.
  • Más sobre: