Brillo total

Los mejores trucos para aplicar sobre los ojos

Por hola.com
  • Delinear el interior de los ojos con un lápiz blanco ayuda a disimular el enrojecimiento de los mismos y sobre todo, hace que la mirada parezca más grande y expresiva.

  • Para delinear los ojos de manera natural, lo mejor es pintar pequeños puntitos a lo largo de la raíz de las pestañas, y luego unirlas con un bastoncito de algodón o un pincel difuminador. A las mujeres latinas y de pelo y piel oscuras, como Penélope Cruz, les sientan bien los tonos berenjena en los ojos, que proporcionan un aspecto muy sofisticado.

  • Muchas sombras de ojos se pueden usar tanto en seco como en mojado. Para ello no hay más que humedecer el pincel en un poco agua y utilizar su trazo como si fuera una acuarela o un eye liner. Tiene la ventaja de que, al no tener grasa, dura más que el lápiz delineador.

  • Para conseguir el efecto de ojos ahumados tan de moda, hay que delinear el ojo con lápiz kohl y difuminar ese trazo con un pincel de pelo corto y duro. Después, se fija el color y se rompe su textura aplicando sombra de ojos metalizada por encima con otro pincel plano, colocándolo siempre de lado, presionando los polvos contra el párpado.

  • Para dibujar la línea del eye liner con precisión, lo mejor es dejar un espejo sobre una mesa y apoyar un codo a cado lado, inclinando la cabeza para así poder hacer el trazo. De esta forma, se mantiene el pulso más firme.

  • Las mujeres que tienen bolsas deben evitar maquillar su párpado inferior, concentrándose sólo en el superior, especialmente las pestañas, que conviene rizar para distraer la atención de las áreas más inflamadas.

  • No es difícil maquillar las pestañas a la perfección si se sitúa el cepillo de la máscara justo en la raíz del pelo y se sube poco a poco, moviéndolo en un suave zigzag vertical hasta llegar a las puntas.

  • Antes de aplicar la máscara, curve las pestañas con el dedo para que queden más rizadas.

  • La manera más actual de llevar el eyeliner es sustituir el tradicional negro por colores más vibrantes, como el cobre, el azul o el verde.

  • Extender un suave velo de sombra de un blanco o rosa nacarado en el centro del párpado móvil superior y en el lágrimal anima la mirada y le da un aspecto más joven.