Maquillaje con glamour

Seducción. Misterio. Magia. Feminidad. Fascinación. Esta temporada, el maquillaje presenta varias facetas entre las que destaca, por derecho propio, la vertiente del glamour.

Por hola.com

Como explica Charlotte Tilbury, directora creativa de maquillajes, "las mujeres vuelven a llevar maquillaje. Nos estamos acercando a un glamour como el de las estrellas de cine de los años 20, 30 y 40, reinterpretado con un toque moderno. ¿El secreto? Las nuevas texturas y productos de maquillaje, que son muy transparentes, fáciles de aplicar y sobre todo, sencillos de llevar".

Un cutis fresco
Para Dominique Szabo, experta en tendencias de color, no cabe duda de que se lleva la piel "sana, natural, y de aspecto jugoso. Lo que hace moderno al look es el contraste de texturas entre la tez fresca, con brillo natural, y los delineadores y labios mates". Para obtener esta piel, nada como las bases de maquillaje satinadas, aplicando polvos traslúcidos tan sólo en la zona T, donde suelen observarse brillos.

El secreto de la mirada
¿Cómo maquillar los ojos para conseguir ese look misterioso sin acabar pareciendo la prima secreta de Cleopatra? Las nuevas texturas son una gran ayuda. Incluso cuando se trabaja con tonos muy intensos, hay que buscar fórmulas muy transparentes. Dibujar todo el ojo con un tono marrón iridiscente e iluminarlo con un toque de dorado brillante sobre el centro del párpado superior y bajo el arco ciliar. Para una mirada aún más intensa, un truco secreto: extender un trazo de sombra violeta oscuro tan sólo en las pestañas inferiores. Charlotte Tilbury también apuesta por resaltar el párpado inferior. "Aplicar un lápiz violeta en esta zona ayuda a conseguir un efecto estructurado".

Labios: naturales o sofisticados
Cuando los ojos toman todo el protagonismo del rostro, la boca tiene dos opciones. O bien dibujarse en tonos oscuros y mates que potencien ese look misterioso, o, por el contrario, realzarse con brillos y tonos muy naturales. Las mujeres que no teman el maquillaje pueden optar por el glamour cien por cien: la boca se dibuja por el contorno interior, olvidándose de las bocas grandes y generosas y optando por labios más reducidos, con colores muy profundos, como el berenjena, el rojo granate o el violeta, siempre con acabados y texturas mates. Quienes prefieran un resultado más suave, harán bien en definir los labios con un delineador del mismo color de la boca (un ‘must', según Charlotte Tilbury) y aplicar después un brillo en un rosa suave o un beige claro, dibujando unos labios muy naturales, pero perfectamente definidos.