Claves para llevar diademas y cintas con estilo (II)

Las diademas son siempre un original accesorio, pero hay que saber llevarlo. Te decimos cómo.

Casual chic
Las bandanas que inicialmente popularizaron los deportistas como complemento eminentemente práctico para evitar que el sudor les cayera en los ojos no han tardado en dar el salto a las pasarelas.
El extra: La bandana no debe ser una excusa para ir desaliñada, ¡todo lo contrario! Requieren un maquillaje fresco y ligero pero visible, con labios muy frescos y dos capas de máscara.

Trucos de tocador
  • Si el pelo queda totalmente retirado de la cara no hay que olvidar extender la base de maquillaje también por el cuello, las orejas y hasta parte de la nuca.
  • A veces, la distancia entre sublime y ridículo es de sólo unos centímetros. Conviene asegurarse que la cinta está a la altura que más nos favorece. Siempre es mejor más alta que baja.
  • Los accesorios ligeramente tirantes favorecen más, pues crean un efecto lifting que hace parecer los ojos más grandes y rejuvenece.
  • Cintas y pañuelos dan color inmediato al rostro, por lo que mejoran la luminosidad al instante. Eso sí: ¡es vital que el tono elegido favorezca!
  • Más sobre: